¿Qué es FUNICOR?

Nuestra razón de ser

Si analizamos la posibilidad resolutiva de los países del istmo centroamericano, nos damos cuenta que fuera de Costa Rica existen unos 6 a 8 centros que realizan estas cirugías con muchas restricciones de múltiples causas, logrando sacar adelante escasos 500 pacientes por año.

En Costa Rica la situación es un poco más favorable en el ámbito resolutivo pero no por mucho, sin embargo se han logrado desarrollar varios centros médicos capaces de realizar estas intervenciones tanto en niños como en adultos. Ante las características propias del país se ha desarrollado un importante grupo humano, capaz de realizar estas intervenciones obteniendo en muchos de los casos, un grupo interdisciplinario con posibilidad de manejar muy satisfactoriamente a estos pacientes y su entorno.

No hay duda que estamos hablando de un programa de grandes dimensiones y que obligan a invertir sumas importantes en la resolución total o parcial de esta patología , sin embargo , y no por menos preciar la capacidad de los otros países hermanos, nuestro pais ha sido visto con ojos de misericordia y por las características de nuestro sistema de salud social se ha permitido un mayor desarrollo técnico y en “mano de obra “ calificada para prestar este servicio, tal cual es, que muy frecuentemente se piensa nuestro medio como posibilidad muy seria a la hora de tomar la decisión para resolver su problema cardiovascular.

Lamentablemente esta capacidad ha estado muy reducida, al cada vez más pequeño, grupo de pacientes con capacidad económica tal que logre cubrir gastos que podrían superar muy fácilmente los $35000. Un 75% de nuestra población general no reúne las capacidades para aportar dicha sumas sin que represente un sacrificio o simplemente no es algo alcanzable, por lo que en nuestro gremio hemos tenido que observar la evolución natural de una enfermedad que limita la calidad de vida y conduce a la muerte de nuestros pacientes. Sin dejar a un lado el efecto económico sobre la sociedad ante la ausencia de un grupo laboral importante.

Producto de lo anteriormente expuesto, nace la idea de la creación de la Fundación Internacional del Corazón (FUNICOR), como una institución que trata de asistir y crear la posibilidad para muchas personas de escasos o de ningún recurso, para solventar un problema cada vez más palpable en la sociedad.

Nuestra Misión:

Apoyar y llevar salud a personas de escasos recursos del istmo Centroamericano, que requieren una cirugía cardiovascular. Proporcionándoles una mejor calidad de vida.

Nuestra Visión:

Ser la organización mas reconocida en el área Centroamericana por su apoyo y liderazgo en la resolución de cardiopatías congénitas y adquiridas, para pacientes de escasos recursos económicos, Contando con las mejores y más actuales herramientas para que esa ayuda sea oportuna y efectiva.